Visita a los suelos agrícolas de Vitoria: Descripción de dos perfiles de suelo

El mal uso del suelo durante los últimos años ha provocado que una amplia superficie de suelo quede improductiva por diferentes motivos. Por otro lado, la mayor parte de los alimentos se producen a miles de kilómetros de donde son consumidos lo que supone un gasto significativo de energía para su manipulación, transporte y almacenamiento. Además del alto impacto ambiental que genera el consumo de alimentos importados es fundamental considerar las consecuencias negativas sobre la salud humana, consumimos alimentos altamente procesados para mejorar su conservación en el tiempo.
La epidemia de obesidad es una de las indicaciones más visibles y obvias de que nuestro sistema alimentario con su falta de acceso a alimentos frescos cultivados localmente tiene un impacto significativo y negativo en la salud. Por todo ello, son claras las dos problemáticas indicadas que además están estrechamente relacionadas. La reutilización de los suelos abandonados para uso agrícola y el uso óptimo de los suelos cultivados garantiza la sostenibilidad de Vitoria-Gasteiz mientras que se incentiva la producción y consumo de alimentos locales. Esta problemática ya ha sido constatada por el Pleno del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz determinando la necesidad de elaborar un “Plan Municipal de Agroalimentación”, cuya finalidad es la de conseguir la conexión entre la producción local de alimentos de calidad, en clave sostenible, y el consumo de los mismos en la ciudad.
Por todo lo anterior, es necesario proteger los suelos más valiosos y productivos, evitando los usos que disminuyan su calidad y reaprovechando a su vez los vacíos urbanos. El valor del suelo agrario reside en su capacidad productiva, no sólo en el momento actual, sino en la sostenibilidad de esta capacidad a lo largo del tiempo. La capacidad de los suelos es mayor cuanto más amplia es la gama de producciones posibles y mayores los rendimientos que dichas producciones proporcionan, lo que depende de un conjunto de caracteres climáticos y edáficos. Para conocer esa capacidad agrológica de los suelos resulta fundamental la descripción de los mismos con el fin de obtener información que permita la comprensión de sus características y el conocimiento de su origen, como fundamentos para orientar su uso y manejo. En este sentido, NEIKER está trabajando en la elaboración de un mapa  de Clases Agrológicas  de los suelos agrícolas de Vitoria-Gasteiz que  pretende:

1. Disponer de una visión global del suelo agrario en Vitoria-Gasteiz clasificado según su capacidad agrológica

2. Definir una metodología que permita la elaboración de mapas de clases agrológicas del conjunto de suelo rústico del municipio a una escala de mayor detalle.

Para ellos se han descrito 18 perfiles y 72 sondeos de suelo. Dentro del marco del  VIII Congreso Ibérico de las Ciencias del Suelo se visitará uno de los perfiles de suelo descrito en el proyecto.